MAMÁ UN AMOR INCONDICIONAL. ALE RUÍZ ESPARZA

Soy mamá de tiempo completo y muchas horas extras de Joaquín, Álvaro, Martina y Mercedes. Entregada a mi familia, la más feliz y agradecida con la vida de ponerlos en mi camino. ¡Los amo! No me canso de decírselos.

 

¿Qué cosas son las que más disfrutas de ser mamá?

Tengo la familia que siempre soñé. Recuerdo que cuando tuvimos a Joaquín (el mayor), le dije a mi esposo que yo no había nacido para ser madre, que iba a ser el único hijo que tendríamos. A los 4 años se me quitó el miedo y llegó Álvaro. Mi esposo Fabián estaba feliz con sus dos niños y yo también, pero siempre había soñado con una niña y después de mucho pedirle al cielo, se me cumplió mi deseo y doble! Martina y Mercedes llegaron para completar nuestra familia.

Somos increíblemente afortunados.

 

¿Qué es lo que más disfrutas hacer con tus hijos?

Me encanta pasar tiempo con ellos, quiero absorberlos antes que se me vayan, muchas veces busco “crearles” momentos mágicos y me agobiaba un poco el pastel perfecto, la Navidad perfecta, pero en realidad la magia ya la traen dentro, ellos son los que hacen que todos la vivamos.

Disfruto mucho de su ingenuidad, de su capacidad para sorprenderse, de la nobleza al perdonarse entre ellos, del poder que tienen para reírse inmediatamente después de llorar.

 

¿Qué enseñanzas te gustaría dejar en tus hijos?

Siempre creo que me enseñan más de lo que yo les pueda enseñar. Pero sí quiero cultivarles :

– El amor a todo: a sí mismos, al prójimo, a lo que hacen, a la vida.

– El agradecimiento: por estar presentes, por ser.

– La capacidad para ser felices: siempre se puede, en cualquier situación que vivamos.

 

“Todo lo malo es pasajero (reflujo, desveladas, berrinches) y lo bueno también es pasajero (primeros pasos, balbuceos, el olor a bebé)… Entonces a aprovechar cada segundo con nuestros hijos, porque no volverá”.

 

A %d blogueros les gusta esto: