BODA ANA RUVALCABA & CARLOS JIMÉNEZ

Después de una hermosa relación de 7 años, Carlos y Ana decidieron unir sus vidas en santo matrimonio en el Templo del Encino, donde sellaron su amor en compañía de familiares y amigos.

Al finalizar la ceremonia religiosa, ofrecieron una hermosa recepción en La Sabinera, donde sus invitados disfrutaron de una mesa de snacks y nieve de garrafa, además de una deliciosa comida de tres tiempos.

Después de la comida, llegó el esperado vals, donde Carlos bailó con su madre, Sra. Carmen Roque y Ana con su padre, Sr. Salvador Ruvalcaba y para cerrar con broche de oro los novios tuvieron su primer baile como esposos con una canción de la agrupación Zoe.

Sin duda los novios vivieron la boda de sus sueños y recordarán este día tan especial para toda su vida.

A %d blogueros les gusta esto: