JAIME GALLO. LÍDER CONGRUENTE, MORAL Y POLÍTICO

Líder Moral

¿cómo se definiría Jaime Gallo como ser humano?

En primer lugar soy un hombre de familia, desde mis padres y hermanos y ahora mi esposa y mis cinco hijos hemos formado un grupo familiar que vive los valores del amor, el respeto, la armonía y la integración, aprovechamos todos los momentos para cooperar y divertirnos, siempre enfocados en la convivencia armónica que sin lugar a dudas repercute en nuestras relaciones sociales.

Esta formación que he recibido en el entorno familiar se ha reflejado en mis creencias personales, me considero un humanista, que pone en el centro de toda acción al ser humano, su dignidad y sus derechos y también por supuesto sus responsabilidades.

Humanismo más democracia me han convertido en un político por vocación, considerando que la política no es el oficio de trabajar en el gobierno, si no en su verdadero sentido de buscar el bien común.

Líder congruente

¿En términos de liderazgo, cuál ha sido tu trayectoria personal, política, profesional?

Mi vocación política me ha inspirado para participar en posiciones de dirigencia en prácticamente todos los campos donde he tenido la oportunidad de desarrollarme, desde la educación básica a través del deporte y de las actividades escolares, en la universidad donde fui presidente de la sociedad de alumnos y posteriormente en la vida profesional donde he recorrido diferentes posiciones en iniciativa privada y mayormente en la vida pública.

He participado en los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal, además de los ámbitos ejecutivo y legislativo y sin pretensiones me he dedicado a realizar un trabajo profesional combinando lo técnico y lo social, de tal manera que siempre he tenido la oportunidad de destacar y crecer, liderando equipos de trabajo y conduciéndolos a la consecución de proyectos de trascendencia en sectores como el económico, educativo, la administración del agua y últimamente en la planeación de ciudades, primero como Director del Implan posición, donde fui invitado para continuar por la alcaldesa Tere Jiménez y entre otros logros como reconocimiento por el trabajo realizado para nuestro municipio, tuve la oportunidad de presidir la Asociación Nacional de Directores de Institutos de Planeación Municipal, experiencia que me permitió nuevamente ser invitado por la alcaldesa para ocupar la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal, desde la cual se contempla el orden y organización del entorno de nuestro municipio atendiendo las necesidades y previsiones contempladas en el programa al 2040.

Líder político

¿Cuál es tu visión y aspiración en el marco de la política?

Mi vocación política, dirigida por la visión del bien común aunada a los resultados entregados como servidor público, me han permitido coleccionar un sinnúmero de experiencias positivas y de obtener el reconocimiento de las personas con las que he tenido oportunidad de interactuar, me he dado la oportunidad de dialogar con ellos y hacer una serie de reflexiones sobre el futuro de nuestro municipio,

  • Aguascalientes seguirá siendo ejemplo de planeación ordenada y enfocada a la cohesión social y convivencia armónica, condición que ha sido fundamental para que nuestro municipio no se vea tan azotado por la delincuencia
  • El Manejo Urbanístico con especial énfasis para complementar el equipamiento urbano del oriente de la capital donde radica el 48% de la población y sólo tiene 8% de espacios públicos. Los parques, sitios de cultura, desarrollos mixtos serán una prioridad para esa parte de la ciudad y privilegiando en el resto de la ciudad el desarrollo vertical para optimizar la prestación de servicios y comunicaciones.
  • La Sustentabilidad como elemento esencial para la mejor convivencia de los habitantes de la capital y el entorno que no rodea,
  • La Seguridad Pública antes que su poder rebase el actuar institucional de Derecho, donde la participación ciudadana retome un papel protagónico a través de la denuncia y de su propia responsabilidad de respeto al marco legal.
  • La administración del agua como parte importante de la función municipal, el enfoque principal deberá estar en proveer a la ciudadanía del vital líquido en condiciones óptimas de cantidad, calidad y precio.