Edición Mujer / Entrevista con Mima Frayle

¿QUIÉN ES MIMA FRAYLE?

Soy esposa de una gran persona  Jorge De Luna, mamá de Lucía una niña encantadora a punto de graduarse de Arquitectura. Soy una persona tranquila, reservada y muy de mi casa, trato siempre de ser alegre y positiva. Me encanta la compañía de mis amigas y las flores. Me gusta cocinar y el cine.

Mi pasión es mi trabajo y disfruto de el silencio.

SER MUJER PARA MÍ ES…

Es agradecer a Dios por haberme dado el increíble regalo de ser Madre. Somos por naturaleza conciliadoras y fuertes.  Ser femenina, para mí es una cualidad hermosa en una mujer. La delicadeza de trato y palabras es  fundamental porque son las puertas que te abren el mundo. Saber cuándo retirarse y guardar silencio. Anticipar el consuelo y dar un abrazo fuerte y cálido. Sentir ternura y llorar con una imagen.

¿CÓMO NACE LA IDEA DE TU NEGOCIO?

Nace sin planearlo, ni pensarlo, porque en la vida siempre hay un camino para cada uno de nosotros. Comencé haciendo joyería pasa mi, después para regalos, me encantó y  busque aprender  técnicas y fui combinando unas y otras. Así surgió el estilo de mi marca, “CARLOTA  FRAYLE”, un concepto de joyería artesanal completamente hecha a mano y bordado sobre seda con materiales importados, cristales de Suarovsky y piedras naturales .

¿CÓMO MANEJAS EL ROL DE ESPOSA, MAMÁ , AMA DE CASA  Y EMPRENDEDORA?Definitivamente con la ayuda  y el apoyo de Jorge y Lucía. Ellos me impulsan a seguir, me aconsejan, me dan su opinión.  Afortunadamente el taller se encuentra en la casa, lo que me permite estar pendiente de mi familia, de mi casa y de mi trabajo.

EL ROL DE UNA MUJER EN LA SOCIEDAD:

Fundamental, hoy en día la vida es muy rápida y la influencia de los medios de comunicación auditiva y visual junto con la tecnología,  han cambiado por completo la forma de vivir en Familia. Como madres, esposas, hijas, profesionistas tenemos el compromiso de mantener el equilibrio en el ámbito que dos desarrollemos. Para que nuestra sociedad se mantenga estable y fuerte.

Admiro a Santa Teresa de Calcuta por su infinita e incondicional capacidad de amar a sus semejantes, por su vocación de servicio y su inquebrantable fe.

Fotografía: Jorge de Luna

Joyería: Carlota  Frayle

 

Anuncios